Historia del Club

El Club Atlético Lanús es una de las instituciones más jóvenes de la AFA. Cuando nació River llevaba recorridos catorce años, Racing, Independiente y Boca y Talleres de Remedios de Escalada estaban cumpliendo una década. Cuando el siglo se acercaba al centenario, surgieron Huracán, San Lorenzo y Vélez

El escudo del club, con las letras CAL entrelazadas, fue obra de uno de sus socios fundadores, el arquitecto Carlos Pointis. Y también fue el encargado de diseñar su camiseta color granate, por entonces una zona populosa del partido de Avellaneda. El escudo granate es uno de los emblemas más bonitos del fútbol sudamericano.

El comienzo de la era profesional en la argentina encuentra al equipo granate jugando el campeonato de 1931 en el circulo superior. En 1927, cuando se unieron las dos Asociaciones del fútbol de ese entonces, la Argentina y la Amateur, San Lorenzo resultó el Campeón, segundo terminó Boca y tercero quedó Lanús, con un estilo de juego que sería el sello distintivo de sus mejores campañas.

En 1934, la Asociación decidió reducir el número de conjuntos participantes y exigió que cuatro clubes se fusionaran formándose así, dos nuevos equipos: Atlanta-Argentinos Juniors y Lanús-Talleres. Estas uniones duraron un solo campeonato. En 1935, Lanús volvió a participar con su nombre y su ya clásica camiseta granate.

Entre 1935 y 1946 pasaron por las filas granates futbolistas que permanecerán como referentes de nuestra historia. Este lapso actuó el hombre que más veces defendió nuestra camiseta: el medio zaguero izquierdo Atilio Ducca, batallador y generoso quien participó en 291 partidos oficiales. Fue parte de una recordada línea media de la década del 40: Carreras, Leon Strembel y Ducca.

Su centre half, el ruso Strembel, técnico y elegante, llegó a jugar en la selección nacional. El uruguayo Carreras, dicharachero y ocurrente, se fue a Montevideo al término de un campeonato y no podía volver al país por haberse quedado sin plata para el regreso.

Promediando los años 40, Lanús tuvo una formidable defensa: Antonio Rodriguez -uno de los mejores arqueros de su historia- Esteban Alvarez y Filippo; Carreras, Strembel y Ducca.

Rodriguez y Filippo pasaron a Racing Club, en 1948 y formaron la base de un cuadro que ganó 3 campeonatos consecutivos.

En 1939 apareció por el club un entrerriano de patas blancas llamado Luis Arrieta, el máximo goleador de su historia con 120 tantos señalados en 6 temporadas. Ese año, metió 31 goles. El paraguayo Arsenio Erico de Independiente fue el goleador con 40. Lanús terminó debajo de la mitad de la tabla a 26 puntos del campeón, Independiente. Sin embargo, su delantera logró una hazaña increíble: convirtió 91 goles, superada solamente por los rojos con 103 y River con 100, el drama estaba atrás: el arco granate sufrío 85 goles. Frío, oportuno, certero, Arrieta mantuvo su capacidad goleadora en los campeonatos que siguieron, apoyado en la creatividad de su cerebral insider izquierdo José García. Metió 26 en 1940, 15 en 1941, otros 15 en 1942 y fue el máximo goleador de 1943 junto a Raúl Frutos, de Platense, y Angel Labruna, de River, con 25 impactos cada uno. Ese año, Lanús le ganó los 2 partidos a River, le sacó un invicto de 3 temporadas en el monumental, con una performance memorable de Arrieta, autor de los 3 goles granates. Por ese entonces, Lanús presentaba en el ataque a Contreras, Julio Gómez, Arrieta, Ezequiel Reynoso y Rosendo.

En 1945, apagada la estrella del goleador entrerriano, surgió en los pagos sureños un pibe marplatense, guapo entre guapos, entrador y ambicioso: Juan Manuel Romay. Sin embargo, el futuro para Lanús no sería el mejor.

Se mantuvo en primera A hasta 1949. Al finalizar la temporada descendió en medio de dramáticas alternativas. Al llegar la última fecha, iba penúltimo, con un punto de ventaja sobre nada menos que Boca Juniors -Lanús lo había vencido en la 1ra. Rueda en una reacción espectacular: Boca ganaba 3-0, y en los 45 minutos finales los granates marcaron los 4 goles-. Pero el 8 de diciembre se enfrentaron en la Bombonera y Boca nos goleó 5-1 y los granates quedaron últimos con 26 puntos, igual que Huracán. Tenían que jugarse dos partidos que desempate para ver que club descedía. El globo ganó el 1ero. 1-0, Lanús el 2do. Por 4-1 y fue necesario jugar un tercero. Empataban 3-3 y en protesta por un fallo del arbitro, Huracán se retiró de la cancha. Cuando parecía que esa situación le daba los puntos a Lanús, la AFA resolvió, insólitamente, que se disputara un nuevo partido. Se iba imponiendo Huracán 3-2 y le sancionaron un penal a favor de éste, los jugadores de Lanús abandonaron la cancha. Se esperaba que la AFA ordenara un nuevo encuentro, pero esta vez se determinó darle los puntos ganados a Huracán. De ese modo, Lanús perdió por la primera vez la categoría superior.

Pero su capacidad de reacción fue notable. Conquistó en torneo de 1ra. B en 1950 y, volvió a la división superior, terminó en la 1ra. Rueda de 1951 liderando la tabla de posiciones junto a Independiente. Hecho nunca antes concretado por un club del ascenso. Mucho tuvo que ver su centro delantero José Florio, transferido por Lanús al fútbol italiano al terminar la 1ra. Rueda. Como sería de valioso el aporte de los goles de Florio que, dando una rueda de ventaja, terminó 2do. Goleador del campeonato con 21 tantos, a 1 gol de Santiago Julio Vernazza, de River. Lanús aflojó en la 2da. Rueda y terminó 5to.

En 1956, apareció un equipo que mereció el apodo de los Globetrotters del fútbol. Este conjunto granate desplegaba un juego espléndido, de alta calidad técnica, y estaba para campeón. Su gran problema fue toparse con un ciclo espectacular de River Plate, ganador de 5 títulos sobre 6 campeonatos disputados entre 1952 y 1957. River fue campeón con 43 puntos y 61 goles convertidos, Lanús sumó 41 puntos y metió 59 goles, con esta formación: Vega; Pratto y Beltrán; Daponte, Guidi y Nazionale; Carranza, Lugo, Alfredo Rojas, Urbano Reynoso y Moyano. También alternaron un juvenil y promisorio José Manuel Ramos Delgado, zaguero o medio campista, el Tano Bendazzi como zaguero o centro medio, y los hábiles Osvaldo Gil y Emilio Fernández en el ataque. El sector vital de ese conjunto que llenaba los ojos y las redes adversarias era su medio juego, en el ataque descollaban Nicolás Daponte, la presencia de Héctor "el Nene" Guidi -una de las calles que llega a nuestro estadio lleva su nombre y apellido- y la calidad de José "Pepe" Nazionale, un defensor que salía de su área penal tirando caños de ida y vuelta....

Para certificar la versatilidad ofensiva granate, basta un dato estadístico: fueron goleadores del año Ernesto Grillo y Juan Antonio Castro, con 17 cada uno. En Lanús, Dante Lugo convirtió 14, Reynoso 12 y el tanque Rojas 11.

Luego empezó una década mala, terminamos penúltimos en 1957 y en 1961 volvimos a descender hasta que en 1965 ascendimos a Primera hasta el año 1970. Por esta época Lanús armó otro gran quinteto ofensivo, preciso y elegante: Parenti o Minitti, Martín Esteban Pando, Manuel Silva, Bernardo Acosta y Demario.

Los llamaban los albañiles, y una tarde, en 1966, le hicieron 7 goles de visitante a Quilmes, donde Acosta convirtió 5. Lanús actuó intermitentemente en la Primera y en la B, hasta 1977, y nuevamente por una injusticia, Lanús descendería hasta la "C" en 1979, subió a la B en 1981. Jugó toda la década del 80 en la 2da. Categoría hasta que en la temporada 89/90 vencimos a Quilmes por tiro desde el punto de penal y volvimos a sonreir, Descendimos y volvimos en el 92/93 para quedar siempre en la máxima categoría del Fútbol Argentino.

En 1996, la gloriosa institución del Sur conquistaría su primer Campeonato, Nacional o Internacional con el triunfo sobre Santa Fé de Bogotá, Colombia, en la Copa Conmebol. Esta copa es la versión sudamericana de la copa UEFA y solo la posee otro gran equipo Nacional, como lo es Rosario Central.

En 1997 volvió a jugar la Copa Conmebol pero la suerte no lo acompaño y llegó a la final saliendo subcampeón. Pero en el año siguiente salió subcampeón del Torneo Clausura lo cual no es poco para nuestra institución que sólo lo había logrado en 1956. Como una nota para enorgullecernos, el excelente jugador Oscar Ruggeri (Campeón con la Selección Nacional, River, etc.) nos eligió como institución para realizar su despedida del fútbol. También fueron parte de ese equipo jugadores que quedarán en la historia de Lanús, como Ibagaza y el Chupa Lopez, entre tantos buenos jugadores.

En campeonato apertura 1998 el equipo dirigido por Mario Gómez obtuvo el cuarto puesto. Durante ese año se vendieron a Europa excelentes jugadores como Lionel Siviero, Gustavo Bartelt y Julián Kmet.

Para ver el resto de la historia, te alcanza con ver la página... el tercer subcampeonato... El Campeonato Apertura 2007, Sudamericana, Libertadores, goleadas y Goleadores...

Lo mejor de la historia esta pasando ahora... Vivila!!! GRACIAS LANÚS!!

separador01.gif (1990 bytes)

Volver a Arriba